relatos mi esposo me regalo un pendejo

Muchas veces las mujeres nos sentimos atraídas por el hombre pack regalo logitravel incorrecto, el más galán, guapo y seductor aquel que muestra interés por nosotras hasta que obtiene lo que quiere, y desaparece hasta que vuelve a apetecerle otro encuentro.
María fue quien se como ver regalo misterioso de riot apoderó de las recetas médicas y de uno que otro papel que dejo don Pedro.Pensé que quizá se apiadaría de mí si le decía que le iba a dar una buena propina, pero luego me di cuenta que quizá querría algo más.Sentí su cuerpo apretar el mío y no supe poner un alto, los recuerdos de mi vida antes de casada me volvían a la mente y me dejé llevara por el momento, cuando me di cuenta nos estábamos besando y el ya tenía sus manos.Mmm bien yo te acompañare!Solo yo?-Me dijo mientras le seguía lamiendo la cabeza.Psps lamento decirte que si también se acostaron!, -desembuchó don Pedro de una y sin asco.Fue una perdida espontanea Sniffsss!, al menos eso fue lo que me dijeron Sniifffsss Snifssss!, -la rubia en el fondo de su ser se sabía podrida al estar mintiendo en tan importantes circunstancias, y todo por tapar las estupideces de las cuales ella sola era.Muuuuuuuuuuuuuuuu!, -la rubia mugía con sus labios fruncidos hacia adelante y con su cabeza inclinada hacia arriba intentando parecerse lo mas posible a una vaca.Junto con esto el atento doctor acercó una silla a la cama del enfermo para que su mujer se sentara.Entonces no te preocupes ya estamos solos.Por favor te pedí cosas que tú no me quieres dejar hacer.Lo miré a la cara y me dijo que no me avergonzara, que si ya la había tenido bien adentro no había por qué avergonzarse.Mis gemidos y nuestras respiraciones se escuchaban por toda la casa, ya que eran muy fuertes.Ante el silencio que existía en aquellos momentos al interior del pasillo de cemento, a los oídos de ambos llegaban los enloquecedores sonidos recientemente descritos y a los que se sumaban los que ya estaba emitiendo el oxidado y cochino catre que tantos combates sexuales.Miré para abajo por un momento y miré como entraba y salía su pene en mi concha, salía y de nuevo empujaba y se abría paso entre mis labios vaginales y volvía a salir y luego a entrar, que rico era todo eso.Lo que escuchas Pedro, se va a morir, su corazón está muy agotado y ya no da para más, y como no sabemos para cuándo ocurrirá decidimos que nos lo llevamos para la casa, si se va a morir que muera en su hogar donde.
Luego de un rato me di cuenta que debía acceder, pero primero cerré todas las ventanas y me aseguré que nadie pueda darse cuenta.
Y tiene alguna foto de eso?, -le preguntó a la misma vez que expulsaba el humo de sus labios a un lado de donde estaban ellos.




Sin decirle una sola palabra le dije que sí (el que calla otorga él me acarició la concha por encima del calzón, jamás creí que podría recibir tanto placer en un cine, y con ese pequeño, estaba mojada, completamente mojada, y ya no me importaba.Te gustó sobrina!?, -le consultó don Cipriano con su mejor cara de recién deslechado.Ya en la cocina en los momentos en que lavaba el famoso vaso ocupado por don Pedro la rubia aun se sentía atormentada por lo recientemente ocurrido.Alguna vez lo has hecho por atrás?Queeeeeeee!?, -el viejo Cipriano escuchaba en forma incrédula lo que su mujer le estaba diciendo.Miré en el espejo y se vio la escena que tanto me había imaginado por tanto tiempo, cuando veía esas películas a solas después que mi marido se había ido a trabajar, era increíble estar viviéndola, y de ahí en adelante solo me dediqué.
Para mi mala suerte, al llegar a la casa estaba Sebastián con su carro estacionado afuera.
Porque ese inútil no sirve para nada!, el solo sabe reparar motores y mantener vehículos, y tú en los dos últimos dos meses ni te has aparecido por el Taller, María es la más indicada porque sabe del negocio, además que será ella con.





La rubia pensando en las explicaciones de esto tanto de don Cipriano y don Pedro, como que ya se estaba convenciendo de que la única razón que existía para ella haber abandonado a su familia era el inmenso amor hacia la verga de su Don.