Después introdujo su pañuelo de los viernes en el bolso y salimos prestos, rumbo a la mezquita de Ortaköy.
Puedes ir a Estambul a verla, hablar con ella, pero también puedes escribirle, o tal vez tan sólo pensar un rato cada día en los kilómetros que tiene el Cuerno de Oro.Su muy elegante ella me detalle para regalar profesora de guarderia contestó: - Usted está en Estambul.No tengo el gusto de conocerla.Y cuando se sumergía en el tráfico del Cuerno de Oro, - los transatlánticos de turistas, aún impresas las retinas con cariátides y arquitrabes; los pequeños pesqueros de sirenas estridentes; los mercantes solemnes y los anticuados ferries que hacían el trayecto hasta las Islas-.Estaba sentada en el avión destinado a Israel esperando que despegara, mirando por la ventanilla, observando las luces de la ciudad en la densa oscuridad de la noche.Al llegar el momento esperado, estábamos recostados entre las peñas del pequeño saliente rocoso en el extremo de la playa y contemplamos ensimismados cómo el disco anaranjado iba cayendo entre las nubes de aspecto esponjoso que surcaban el cielo, hasta acabar desapareciendo bajo las aguas.Sin tardar, él calló; mostraba una rigidez ominosa.A él, nunca, nadie se atrevió a desafiarlo de esa forma.Más íntimos, pero igualmente humanos y fervorosos.Anotaciones al margen (este es el que a mí me da más resultados, pero eso es personal).Cuál fue el principio y el final?Después de un recorrido inicial, me acerqué a una tienda de alfombras en la que me recibió un hombre que se presentó en un perfecto acento británico como Yasar.Su prole, larga y sedentaria, lo afrontaba irónicos unos, pasivos otros y con determinación el pequeño de la saga; ya crecido en veinte y pocos.Pero ahí, en una de esas ciudades en las que te sientes grande y pequeño al mismo tiempo y que a su vez te invitan a quedarte, ella le confesó algo: siempre le había amado.A gastar el resto de su vida, a pertenecer a los otros con quienes debería compartir el mismo pasado, quizás a obtener una identidad al final entre ellos.
Cuadro sinóptico: es una forma de organizar gráficos ampliamente utilizados como recursos instruccionales y se definen como representaciones visuales que comunican la estructura lógica del material educativo.(Ambruster, 1994; Trowbride y Wandersee, 1998; West, Farmery Wolf, 1991).




Las manos me tiemblan y humedecen.Oy es el Estamos mirando del kalyon a Cadiz; LaSpanya se eskapo para mozotros.Su vida iba en ello.Pero que es ser turco?Hoy 15 de septiembre de 2003 será el día más feliz de mí vida.Aziya instrumentos de muzika i siempre diziya a sus amigos ke yo era el mijor ke aviya echo.Conocí este país de su mano.Estaban enamorados y pensaban irse a vivir Estambul.Al llegar su turno, Bassed lo mandó descubrirse y tumbarse sobre una humilde jarapa de esparto.
El príncipe hubo de ponerse a la cola de una turbamulta de desarrapados y esperar bajo el implacable sol de Marzo.



Me pregunto cómo consigue tu sombra de pergamino, a semejante distancia, hacer brincar los caballos de mi coche como evitando un nido de crótalos.
Así, una goleta veneciana surcó las verdes aguas del Mediterráneo tras un largo viaje a los Puertos de Levante.