II Fortuna de cristal, cielo en monedas, agua, con tu memoria de la altura, por los bosques y prados viajas con tus alforjas de frescura que guardan por igual las arboledas y las hierbas, las nubes y ganados.
Comarca de azucenas, patria pura que mi mano recorre en un instante.
La tempestad venía, y al batir del tambor cargaban sus mojados regimientos; mas, luego el sol con sus patrullas de oro restauraba la paz agraria y transparente.Yo amaba la hidrografía de la lluvia, las amarillas pulgas del manzano y los sapos que hacían sonar dos o tres veces su gordo cascabel de palo.Vocación extraña No he venido a burlarme de este mundo.La abstracción muere en un segundo: sólo basta un fruncir del ceño.Portadora de un mensaje alto: La Ley de la gravitación o la del sexo enamorado.Mademoiselle Satán Mademoiselle Satán rara orquídea del vicio.El ser que ama revive o vive doblemente.Sacar del horno y dejar enfriar un poco.Estuve tentada de mezclar el merengue con mermelada de damascos como hacía mi abuela, pero me mantuve en la versión tradicional.Amor es más que la sabiduría: es la resurrección, vida descuentos sube en colectivos segunda.O suscribirse al menú semanal (todos los domingos en tu correo).Tiempo en que el corazón quiere saltar descalzo.
Soledad congelada hasta ser alabastro tumbal, lámpara o astro.
Tus peces son tus ángeles menores que custodian tesoros eternales.




Si se adueñó este ídolo de mi alma hasta la muerte y no tengo la culpa oh San Antonio casto!V Flor de amor, flor de ángel, flor de abeja, cuerpecillos medrosos, virginales con pies de sombra, amortajados vivos, ángeles en pañales.Los mástiles son cañas para pescar estrellas y las barcazas sólo son canastas de pesca.Fuente encantada en el desierto.Conversa con los charcos de la tierra, con los espejos niños de las habitaciones y con los tejados en huelga.Desde la nieve a la palmera la tierra de ciudades.Que típico y tradicional es este postre de manzana.Ola redonda y lisa: En tu cárcel de nardos devoran las hormigas mi piel de náufrago.