Su protector, Livieres, corrió peor suerte.
Gehe zu, bitte aktualisiere deinen Browser, damit Facebook besser funktioniert.
No obstante, como se dijo, es imposible que la Iglesia desconozca la ubicación de Urrutigoity, más aún cuando las fuentes consultadas para esta nota en estricto off the record pertenecen a ese mismo ámbito.
Las testimoniales aportadas por Walter René Maggiolo, Marcelo Cristian Mendoza, Carlos María Francisco Aguirre, y Leonardo Mauricio Mathieu no revisten datos de interés a la causa ya que en general declaran no haber tenido conocimiento de las conductas aludidas a Storni, ni de tratos preferenciales.Ver además: La impunidad de un cura pedófilo mendocino.Vivo regalos egipcios na regalos preciosos para mujer força de Deus PAI, no amor do filho Salvador, na renovação do espirito consolador e na proteção de maria Santissima.En los 90 superó varios intentos de clausura que, no casualmente, tenían el consenso de la cúpula del Episcopado.Arancedo separa al cura de Monte Vera sindicado como acosador.Tenés la edad de mi papá.Sin duda los dichos de estos testigos generan sospechas en relación a su veracidad porque indudablemente el haber admitido esas conductas sería totalmente contrario a lo que manda la Institución Católica en personas que estaban a punto de ser ordenados sacerdotes.No obstante ello, se lo sostuvo y mantuvo desde lo más alto del poder de la Iglesia.Alguien tendría que recordarles a las autoridades eclesiásticas que ocultan esta mugre bajo la alfombra, aquella gran frase de Molière: La hipocresía es el colmo de todas las maldades.Consultado por el, post, el vocero del Arzobispado de Mendoza, Marcelo De Benedictis, solo atinó a referir: No sabemos de él porque no pertenece a nuestra Arquidiócesis.Urrutigoity en plena misa, las sospechas no solo se dieron en el país del norte: la Fiscalía de Paraguay admitió a EFE en junio de 2014 tener conocimiento de al menos una denuncia por abusos contra Urrutigoity.




Otro seminarista, Leonardo Mauricio Mathieu, también refiere a Maggiolo: En Calaumuchita Storni ocupaba un departamento aparte, en el que había una pieza apartada donde vivía su madre o el diácono que le manejaba el auto y que los seminaristas que eran convocados lo hacían de mañana.De Benedictis bendice una inauguración, sí es cierto, valga la aclaración, que San Rafael tiene su propia diócesis, la cual comprende a los departamentos de General Alvear, Malargüe y San Rafael y ostenta 29 parroquias y 5 cuasiparroquias o vicarías.Las primeras denuncias fueron de 1993 y desencadenaron una investigación interna de la Iglesia, cupon vodafone cuyos resultados prácticos fueron nulos.Hace 15 años, cuando era seminarista y ante la Justicia, Maggiolo desconoció los abusos de Edgardo Storni.El cura Walter Maggiolo.Ello lo llevó a Estados Unidos, donde impulsó un nuevo movimiento tradicionalista llamado Sociedad de San Juan, cerrado hace 12 años, en 2004.Este es uno de los intercambios de un perfil de Instagram que identifica al presbítero Walter Maggiolo y la cuenta de una menor de Monte Vera.Así se refiere a Maggiolo en el fallo que en 2009 condenó al arzobispo Edgardo Storni, el famoso Rosadito, a ocho años de cárcel por haberlo hallado culpable del delito de abuso sexual agravado.Pero no soy tu papá.





A Urrutigoity y a otro sacerdote por supuestos abusos sexuales, que él siempre ha negado.