Aunque las tablas sin cepillar parezcan una cáscara rota con la semilla reventada.
II Piedad entonces por la sutura de su vientre: a usted la conocí bíblicamente allá por marzo del 98 en la ventolera de algún film de antes, ciego y torrencial a lo Joan Crawford, las cejas en el arco, cierta versión eléctrica de los ojos.
La preñez Hembra que brama mea amor hermoso y entra en Dios, animaliza y aceita el seso de su hombre torrencial encima, lo olorosamente aparta y no lo besa más con beso de hembra que brama, hasta la otra gran fecha ensangrentada y tántrica, Dios.
Cítara mía, hermosa muchacha tantas veces gozada en mis festines carnales y frutales, cantemos hoy para cuanto ganan las aeromozas en mexico los ángeles, toquemos para Dios este arrebato velocísimo, desnudémonos ya, metámonos adentro del beso más furioso, porque el cielo nos mira y se complace en nuestra libertad de animales.No hubo tiempo entre nosotros, nunca hay tiempo ni distancia, todo es posible entre dos locos que se ven a cada instante.Las hermosas Eléctricas, desnudas en el mármol ardiente que pasa de la piel a los vestidos, turgentes, desafiantes, rápida la marea, pisan el mundo, pisan la estrella de la suerte con sus finos tacones y germinan, germinan como plantas silvestres en la calle, y echan.La sutura Piedad entonces por la sutura de su vientre: a usted la conocí bíblicamente allá por marzo del 98 en la ventolera de algún film de antes, ciego y torrencial a lo Joan Crawford, las cejas en arco, cierta versión eléctrica de los ojos.Eva comió culebra como usted dos veces: ahí ve cómo va la Especie desde entonces, cómo se arrastra pendenciera pidiéndole perdón a las estrellas por haber parido peste, puro border-line y miedo, y rosas, dos rosas venenosas!Párate ahí, en el giro del baile, como entonces, cuando te vi venir, mi rara estrella.Entre otros contenidos, la Biblioteca de Autor Gonzalo Rojas de esta Biblioteca Virtual ofrece varios textos del poeta en su propia voz y una videoteca compuesta por el documental.Acerquémonos a besar la hermosura reventada y sagrada de su pétalos que iban volando libres, y esto es decirlo todo, cuando sopló la Arruga, y nada sino ese precipicio que de golpe, y únicamente nada.Esa risa lo es todo: la puerta que se abre, la alcoba que os deslumbra, los pezones encima del volcán que os abrasa, las rodillas que guardan el blanco monumento, los pelos que amenazan invadir esas cumbres, su boca deseada, sus orejas de cítara, sus.Y tú volabas libre, con tu peso ligero sobre el mar, oh mi diosa, segura, perfumada, porque no eras culpable de haber nacido hermosa, y la alegría salía por tu boca como vertiente pura de marfil, y bailabas con tus pasos felices de loba,.Ejerció la docencia en Utah,.Fue diplomático en China y Cuba.Tal vez te conviertas en aire o en luz, pero te digo que subirás con éste y no con otro: con éste que ahora te habla de vivir para siempre tú subirás al sol, tú volverás con él y no con otro, una tarde.Acorde clásico, al silencio, asma es amor, baudeleriana.Olfato Hombre es baile, mujer es igualmente baile, duran 60, tiran diez mil noches, echan 10 hijos y en cuanto al semen ella se lava el corazón con semen, huele a los hijos, a su hombre remoto lo huele con nariz caliente, ya difunto.
Salíamos de ti paridos nuevamente por el placer, al mundo.
De esta época datan poemas como " Cifrado en octubre dedicado a la muerte del dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria ( MIR Miguel Enríquez, en cuyos versos expresa su visión sobre esos tiempos: "Son los peores días, los más amargos, aquéllos/ sobre los cuales.




Alabado sea tu nombre para siempre.Así, equívocas doncellas, húndanse, acéitense locas de alto a bajo, jueguen a eso, ábranse al abismo, ciérrense como dos grandes orquídeas, diástole y sístole de un mismo espejo.Cacería de ojos azules y otras llamaradas urgentes en el baile de las calles veloces.Poesías de amor (1992) Cinco Visiones (1992) Am Grund von alledem schlaeft ein Pferd (1993) Carta a Huidobro y Morbo y Aura del mal (1994) La miseria del hombre (1995) Río Turbio (1996) 80 veces nadie (1997) Obra selecta (1997) Tres Poemas (1998) Diálogo con.No publicada hasta la fecha.Allí nos despedimos para seguir volando.Tacto y error Por mucho que la mano se me llene de ti para escribirte, para acariciarte como cuando te quise arrancar esos pechos que fueron mi obsesión en la terraza donde no había nadie sino tú con tu cuerpo, tú con tu corazón.Ni rosas ni arcángeles: muchachas del país, adivinas del hombre, y algo más que el calor centelleante, algo más, algo más que estas ramas flexibles que saben lo que saben como sabe la tierra.Por donde más les pesa su persona, todos caen y caen.
No te olvides de escribirme.
2 Y nada, nada más; que me parió y me hizo hombre, al séptimo parto de su figura de marfil y de fuego, en el rigor de la pobreza y la tristeza, y supo oír en el silencio de mi niñez el signo, el Signo.