Al grupo se incorpora la persona que dejó las bolsas.
Lo mismo ocurrió con la habitación, el fuego, la rojiza brillantez, la noche, y ellos halláronse en la mañana de Navidad y en las calles de la ciudad, donde (como el tiempo era crudo) muchas personas producían una especie de música ruda, pero alegre.
Duro y macizo, lanzando las llamas que producía la vigésima parte de media copa de aguardiente inflamado, y embellecido con una rama del árbol de Navidad clavada en la cúspide.Nada de bruma, nada tushy regalo de navidad de niebla; un frío claro, luminoso, jovial; un frío que al soplar hace bailar la sangre en las venas; un sol de oro, un cielo divino; un aire fresco y suave, campanas alegres.Pues tengo que deciros, amigo mío -dijo Scrooge-, que no estoy dispuesto a que esto continúe de tal modo.Dejó la habitación y subió a la del piso de arriba, profusamente iluminada y adornada como en Navidad.Continúa, Fred -dijo la sobrina de Scrooge, palmoteando.exclamó Scrooge, acariciándole con la mano.Pero estoy obligado a pagarla?Todos se ponen de pie y se acercan.
Scrooge mostróse muy agradecido, pero no pudo menos de pensar que una noche de continuado reposo habría sido más conducente a aquel fin.




Técnicas de estudio, mejorar hábitos de estudio, estudiar y aprobar exámenes.Detúvose en la puerta exterior para desearle felices Pascuas al dependiente, que, aunque tenía frío, era más ardiente que Scrooge, pues le correspondió cordialmente.Y media -dijo Scrooge.Supongo que no sois patinador.( un dirigente afro-americano que luchó por conseguir los derechos civiles y recibió el Premio Nobel de la Paz en 1964.preguntó la señora Cratchít, después de burlarse de la credulidad de Bob y cuando éste hubo estrechado a su hija contra su corazón.Un momento después pedía perdón a Dios y se mostraba afligida: pero el primer movimiento salió del corazón.
Detúvose con vacilación momentánea, regalan telefonos de parte el gobierno y telefonica antes de cerrar la puerta, y miró detrás de ella con desconfianza, aguardando casi aterrorizarse a la vista del cabello de Marley pegado en la parte exterior: pero no había nada sobre la puerta, excepto los tornillos y tuercas que sujetaban.



Cerróse el despacho en un instante, y el dependiente, con los largos extremos.
repitió el sobrino de Scrooge.